lunes, 6 de febrero de 2017

“Nunca he oído a Melania tirarse un pedo”: Trump cuenta intimidades de sus 12 años de matrimonio

No existen en el mundo matrimonios iguales, ya que todos son mundo de diferencias. Si bien sé que me he dedicado todo el último tiempo a criticar todo lo que venga de Donald Trump, hoy les contaré algo mucho más personal de él, y que ha salido de su propia boca: detalles de su relación de 12 años con Melania.

Porque ni uno de los dos han tenido problemas con develar alguno de los momentos más épicos de su relación que comenzó a finales de los noventa, que fue cuando se conocieron.

Desde un comienzo Melania fue firme en sus decisiones, así lo declaró pues fue en noviembre de 1998 cuando se encontró por primera vez con Donald Trump en la fiesta de la Semana de la Moda en Nueva York: Ella tenía 28 y él 52 años.
En una entrevista del año 2015, Donald Declaró que la primera vez que vio a Melania se volvió loco por ella, pero él estaba acompañado en ese momento por una heredera noruega, y ella no estaba dispuesta a ser la segunda opción de nadie: “Así que cuando me pidió el teléfono le dije que no, que me diera él el suyo y yo le llamaría” declaró esa vez al tabloide la primera dama.
Quedó tan impresionado esa vez, que cuando le pidió el número, Trump le dio todos los contactos que tenía: el de su despacho privado en la Trump Tower, de su departamento, la lujosa mansión de Mar-a-Lago, casa de verano en Florida.

El comienzo de la relación
Los primeros dos años de relación, Melania vivió en su departamento de dos dormitorios que pagaba 2.500 dólares de renta, propiedad que compró con sus ahorros como modelo: “estoy orgullosa de eso” dice.
En una entrevista de 2004, Donald Trump presumía que nunca, hasta ese momento, había escuchado a Melania ‘tirarse un pedo’ o ‘hacer caca’. ‘Es algo extraordinario’, le confesaba al entrevistador.

En enero de 2005 fue la boda y Melania pidió no ser grabada por la televisión.  Llevaba un vestido Dior hecho a la medida y asistieron ‘solo’ 500 invitados, entre sus invitados se encontraban los Clinton. Por supuesto que hubo un acuerdo prenupcial para tener una buena relación: “Llega un momento en que hay que dejarlo claro. Esto es lo que te vas a llevar si las cosas no van bien”.
Poco después de la luna de miel, Melania Trump declaró que su “La relación es igualitaria. Cuando te casas con un hombre como Donald Trump, tienes que saber con quién te casas. Tienes que ser lista y fuerte. El sabe que puede confiar en mí, de vez en cuando”. ¿De vez en cuando? ¿Y el secreto de él para la felicidad? “Que todo sea fácil. No quiero tener que llegar a casa y tener que trabajar en la relación” dijo, citado en MujerHoy.
En cuando al dinero en la relación, ella dijo que tenía todo super claro, e incluso una vez le preguntaron en público que si se había casado con él por dinero y ella respondió rápidamente: “¿Cree usted que si yo no fuera guapa él se habría casado conmigo?”
Con eso se lo dijo, ¿alguien hubiera añadido algo más que eso? ¿Crees que todo esto sea verdad, o es un guión bien aprendido por los dos?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada