jueves, 16 de febrero de 2017

La emotiva respuesta del CEO de Google a una niña de 7 años que le pidió trabajo

Hace unas semanas, Chloe Bridgewater, de 7 años, habló con su padre, Andy, sobre su trabajo como gerente de ventas de piezas de refrigerador y, después, le preguntó si le hubiese gustado tener otro empleo.


Andy le comentó que trabajar en Google hubiese sido genial.


Aquello fue suficiente para que Chloe también quisiera trabajar allí, por lo que su padre le sugirió que se pusiera en contacto con la compañía a través de una solicitud de trabajo en forma de carta. La escribieron juntos y la enviaron dirigida al "jefe de Google". Chloe, ya solo tenía que esperar.

Días después, recibió una carta del mismo CEO de la compañía, Sundar Pichai. Algo que ha sido confirmado por Google.
Pichai, obviamente, no podía contratar a una niña de 7 años. Así que, más que rechazar su propuesta, le aconsejó que le enviara otra carta cuando terminara sus estudios y le dio ánimos para que persiguiera sus sueños:

"Puedes lograr todo lo que te propongas [...] ¡Espero recibir tu solicitud de trabajo cuando hayas terminado la escuela!".

Aquella respuesta fue fruto de unas inocentes palabras que Chloe compartió con él en su carta: "realmente no sé lo que es una solicitud de trabajo, pero mi padre dijo que, por ahora, una carta será suficiente". También aprovechó para hacerle saber cuáles eran sus habilidades: "Mis profesores han dicho a mi madre y a mi padre que soy muy buena en clase y que se me da bien la ortografía, la lectura y hacer sumas. Mi padre me regaló un juego en el que tengo que mover un robot arriba y abajo. Dijo que me iría bien aprender sobre ordenadores".
Aunque, también fue honesta y le dijo que, además de trabajar para Google, le gustaría hacerlo en una fábrica de chocolate o nadando en los Juegos Olímpicos.

Andy aseguró que ni él ni nadie de su familia tienen ningún contacto en la compañía, ni siquiera en California, por lo que lo último que esperaban era una respuesta de Pichai.
Como explicó Andy al publicar su respuesta en LinkedIn, "ahora Chloe está más dispuesta a sacar buenas notas en la escuela y a terminar trabajando en Google".

Una muestra de que con esta carta no ha conseguido un empleo, se ha llevado algo mucho más valioso: confiar en que puede conseguir cualquier cosa que se proponga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada