domingo, 12 de febrero de 2017

Esto es por lo que debes empezar a orinar en la ducha. El medioambiente también te lo agradecerá


Normalmente nos avergonzamos al hablar de todo lo que tiene que ver con el baño: quizás pensemos que sea algo "sucio", ¿quién sabe? Pero tu orina tiene beneficios que has de tener en cuenta. La orina no es solo estéril y no tóxica, sino que puede ser buena para tu salud. La orina está compuesta principalmente por glucosa, amino ácidos y electrolitos, que son todos inofensivos. Estas son algunas formas de usar tu pipí, y te darás cuenta de que no es mala idea comenzar a hacer pipí en la ducha. 

1. Hacer pipí en la ducha
Cuando alguien confiesa hacer pipí en la ducha, lo más normal es que le lancen extrañas miradas. Pero lo cierto es que orinar en la ducha no es solo completamente inofensivo, sino que ahorra mucha agua. Los defensores de esta práctica calculan que cada uno de nosotros utilizamos una media de 15 litros de agua al día al tirar de la cisterna. Si multiplicas esta cantidad por la población y los días del año, son literalmente toneladas de agua las que echamos a perder al año. Esto no es solo caro a largo plazo, sino que es perjudicial para el medioambiente. Por supuesto, también existen inodoros ecológicos, pero no ahorran tanto como deberían. Puesto que la mayoría de la gente se ducha casi todos los días, tiene sentido orinar y lavar al mismo tiempo. Además, esto tiene otro plus medioambiental: ahorrarás papel higiénico y, con ello, salvarás árboles.  

2. Desinfectar heridas.
Sí, has leído bien. Si te has dado un golpe o arañazo y no tienes un kit de primeros auxilios a mano, puedes desinfectar la herida con orina fresca. Esta no solo limpia la herida, sino que alivia el dolor y relaja los tejidos. Si no hay más remedio, puedes incluso usar la orina de otra persona, siempre que esta no tenga ninguna infección. Por supuesto, ve siempre al médico si la herida es grave. 

3. Cuidado de la piel.

La orina es también beneficiosa para tratar enfermedades, como la psoriasis o los eccemas. La urea es un ingrediente activo de muchas cremas y ungüentos para la piel. La urea es un componente cuya mayor concentración es en tu pis de por la mañana, a mitad de chorro (unos 5 segundos después de comenzar). Puedes frotarte la piel con la orina o usar compresas. Lo mejor es dejarlo actuar unas horas antes de limpiarte la piel.
La aplicación de orina a la piel normalmente es inodora, pero quizás debas intentar esto cuando no estés con mucha gente. La urea promueve la homeostasis ácido-base en la piel y mitiga la piel seca y frágil. 

4. Hongos
Usar compresas con orina también sirve contra las infecciones de hongos, como las que aparecen en los pies. La mejor forma de aplicarla es hacerlo sobre el área con hongos y dejarla actuar una noche. Después de unas semanas, los resultados serán visibles. Sin embargo, en el caso de graves hongos, consulta con un especialista. Este te podrá hablar sobre hongos y orina, también.
¿Quién hubiera imaginado que la orina tenía tantos usos? También es posible utilizarla de otras formas, por ejemplo, como fertilizante de tierra. Las inhibiciones de la sociedad nos han hecho olvidar mucho de nuestra sabiduría popular. Pero quizás no olvides tan fácilmente lo del pis en la ducha. ¡Cuida tu medioambiente y sé limpio!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada