lunes, 2 de enero de 2017

¿Qué es 'la misteriosa criatura' encontrada en la playa de Acapulco?

Una gran masa gris y amorfa llego a las costas mexicanas la semana pasada y mantuvo a los espectadores y autoridades cuestionándose de que se podría tratar. Hubo todo tipo de teorías, desde un calamar gigante, algún tipo de ballena o incluso una criatura monstruosa desconocida.

Pero parece ser que el misterio ha sido resuelto, ya que de acuerdo con un experto en animales marinos se podría trata de una parte de la cabeza de un cachalote.

Representantes de Protección Civil y Bomberos de Acapulco descubrieron el peculiar objeto en la Playa Bonfil, en la Zona de Acapulco diamante y describieron que medía aproximadamente 4 metros de largo.

Mientras que se asumió que el objeto eran los restos en descomposición de un animal marino, Sabas Arturo de la Rosa Camacho – coordinador de Protección Civil y Bomberos de Acapulco – notó que no emanaba algún olor fuerte o desagradable. Y aunque la investigación revelo huesos dentro del montón, los oficiales no identificaron que tipo de animal era.

Aunque resulta tentador asignar una identidad monstruosa a éste objeto desconocido, la explicación más probable es que se trata de la mitad superior de las cabeza de un cachalote, de acuerdo con James Mead, el curador de animales marinos del Museo Nacional de Historia Natural de E.U.A.
Anatomía de la cabeza de un cachalote.  Petruss  / Wikimedia Commons 

En lo cachalotes, la espaciosa parte superior de la cabeza está dividida en dos regiones principales, explica Mead. El área superior es ocupada por el órgano espermaceti, el contenedor que guarda un liquido sebáceo que ayuda a la ballena con la ecolocación. En la parte inferior esta lo que se conoce como melón, que básicamente se trata de tejido conector.

Mead explicó a LiveScience, que la pila de carne en la playa probalmente es el melón y la parte superior de la cabeza del cachalote sin el ógrano espermaceti.

“El melón se ha separado del cráneo y , se puede ver por la mitad del vídeo los tapones nasales, que forman la válvula que cierra el tubo nariyal ósea [nasal]”, dijo Mead.

También sugirió que la aproximación del largo de la masa, 4 m, representaba el melón estirado. Su largo relajado sería de aproximadamente 3 metros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada