martes, 24 de enero de 2017

¿Por qué nos gusta mordisquear a la persona que queremos? La explicación científica de los mordiscos tiernos

TE COMO
Bebés, mascotas, y todo lo que nos enternece y nos enciende de amor... QUEREMOS MORDERLO. Ñam, ñam, ñam. Una patita, los cachetes, ¡la nariz!

Existe una razón y una explicación y no incluye que seas raro o que tengas hambre. Es la AGRESIÓN TIERNA que te asalta. Son tus emociones que se alborotan cuando el factor ternura te desborda.
Necesito morderte
Esas dos expresiones aparentemente contradictorias: "agresión" y "ternura" se conjugan para que recuperes el equilibrio. Es decir, es como una descarga. Y te sientes un poco aliviado después del mordisco, ¿no?

Es lo que estudiaron los investigadores y psicólogos de la Universidad de Yale, Oriana Aragon y Rebecca Dyer. La ternura es algo que sacude tu cuerpo -muchas veces, quieres agarrar o tocar eso que te conmueve. Mmm, si lo piensas algunos besos son como mordidas sin dientes, ¿no?
Exabrupto
Y la ternura puede ser una emoción violenta si lo piensas, algo que te sucede de golpe. Estás trabajando en otra cosa, quizás distraído y recuperas la tensión cuando un compañero te pasa un video de un gato adorable. Suele estar asociado a nuestros instintos más parentales y a la necesidad de proteger... por eso, genera una agradable alerta.

En otras palabras... EL CÍRCULO DE LA VIDA :-D // La naturaleza en acción
Y es divertido cuando finges que enloqueciste... Agresión y amor, no son cosas tan distintas. ¡Despierta al lado salvaje! Igual no aprietes mucho la mandíbula, a veces duele. 

¿Qué quieres morder ahora?

No hay comentarios:

Publicar un comentario