domingo, 22 de enero de 2017

JAPÓN OBLIGA A SUS CARPAS A BEBER SAKE CADA 7 DE ENERO DENTRO DE UN RITUAL RELIGIOSO

Con la llegada de un año nuevo, los japoneses inician cada 7 de enero un ritual para eliminar la mala suerte donde varias carpas son obligadas a beber sake, vino de arroz. Esta ceremonia data del siglo XIX, y está concebida como un rito de purificación religiosa dentro de la corriente tradicional del sintoísmo.

Una vez seleccionadas las carpas, una persona va cogiendo de uno en uno cada pez, mientras que otra hace que beban directamente de la botella de sake. Una vez esta parte ha terminado, se devuelven al río y se da por concluida la ceremonia. Pese a los más de 200 años de tradición, cada año las críticas son mayores hacia este y otros tipos de rituales donde los animales sufren. 



Las carpas son consideradas animales sagrados en Japón, aunque también pueden encontrarse en toda Europa. Les gusta vivir en aguas muy tranquilas, sin apenas corriente, por ello son uno de los peces que más fácilmente podemos ver en cualquier estanque. Es un animal muy resistente, por ello en ocasiones representa una gran amenaza para el ecosistema, ya que al alimentarse de plantas puede llegar a dejar sin vegetación el fondo del río y por tanto acabar con el alimento de otras especies de animales. En España está considerada como una especie invasora, y es que aparte de plantas también se alimenta de artrópodos e incluso peces muertos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada