domingo, 29 de enero de 2017

Identifica las señales que puede darte tu busto sobre tu salud

La ptosis mamaria es la caída o el descenso de los senos que se produce de manera natural con el paso del tiempo en la vida de una mujer. En general, se vincula con la edad, los cambios hormonales como la menopausia, los embarazos y la lactancia, las grandes pérdidas de peso u otros factores, como la genética.



Estos factores pueden hacer que la piel y los ligamentos del pecho cedan y la glándula caiga, situándose en una posición más inferior a la habitual. 

Sin embargo, pueden existir otras causas que favorezcan su caída, aun antes de los 30 años, que puedes tener en cuenta ya que podrían estar asociadas a algunos hábitos dañinos para la salud que puedes estar llevando a cabo, sin siquiera darte cuenta. 
Una de las numerosas consecuencias negativas que tiene el tabaquismo para la salud es que produce que la piel pierda su elasticidad, reduciendo la cantidad de colágeno en la piel y perjudicando la correcta circulación sanguínea; haciendo que la piel de los senos se vea menos tersa y saludable. 

Bajar y subir de peso de manera brusca

Llevar a cabo dietas drásticas que hacen perder de peso de una manera poco gradual, no es nada saludable. Además, en el caso de los senos, al estar compuestos por glándulas y grasa, al disminuir de peso, puede que éstos tiendan a caer, debido a la falta de tonicidad de los tejidos. 
Usar sostén o sujetador puede aumentar la caída del busto; por el contrario, no utilizarlo puede ayudar a reafirmar y mejorar la calidad de la piel; ya que, al usarlo, los ligamentos y músculos de la piel, que funcionan como el sostén natural del pecho, dejan de trabajar, perdiendo firmeza. 

Llevar una vida sedentaria 

No realizar ejercicio físico tampoco ayuda a mejorar la firmeza y elasticidad de la piel; además, tampoco ayudan a mantener el cuerpo saludable en su interior. 

No cuidarse adecuadamente del sol 

No cuidarse de los rayo del sol, en una de las zonas que más expuestas suelen estar en días de calor, provoca que la piel del pecho se dañe y envejezca de forma prematura. Por eso, lo ideal es aplicar un buen protector solar antes de la exposición a los rayos UV. 

Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada