domingo, 22 de enero de 2017

En Brasil cuelgan a políticos corruptos de los postes

Hasta ahora la imagen difundida en redes sociales no da a conocer el nombre e identidad de dicho político, ni la causa específica del motivo por el cual fue colgado. Los casos de personas amarradas por cometer algún crimen se están volviendo una rutina en Brasil, los políticos no se salvaron. Esperemos que esta moda no se extienda a nuestro país o seguro que nos quedamos cortos de postes.

Vecinos de la localidad brasileña de Maranhão colgaron a un político amarrado a un poste al entender que había cometido diversos delitos de corrupción, según publican varios medios digitales de Brasil.

Hasta ahora la imagen difundida en redes sociales no da a conocer el nombre e identidad de dicho político, ni la causa específica del motivo por el cual fue colgado, solamente argumentan de diversos delitos de corrupción.

Lo que no sorprende de esta nota es la respuesta del público ante esta acción ciudadana, comentarios como: “no habría postes suficientes…” o “Abogo por importar esta bonita costumbre” son solo algunas de las reacciones que la ciudadanía deja de manera voluntaria al sentirse identificado ante semejante situación. Por lo visto la corrupción política y el hartazgo del pueblo de ella no solo es algo común en nuestro país

2 comentarios:

  1. Que no dejan de ser otros corruptos y asesinos. A la gente se la juszga con pruebas, no al grito de la multitud. La historia está llena de las peores atrocidades cuando la masa se desborda. Y siempre, siempre marcha entre los verdaderos culpables gente inocente. No creo en los linchamientos populares; no creo en la pena de muerte; no creo que la gente sea condenada por una multitud enardecida y ciega. Creo en la democracia, creo en la justicia. Lo otro no deja de ser barbarismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también pero no hay democracia por desgracia, mas bien vivimos en un fascismo en las sombras que lo mueven todo y ya sabes como se tuvo que parar el fascismo con guerras y muertes de inocentes; en defensa de ellos si creo en la rebeldía del pueblo ante canallas sin escrúpulos. ¡Ya está bien de que nos tomen el pelo!

      Eliminar