lunes, 23 de enero de 2017

EL FRÍO CREA ESTOS PILARES DE LUZ EN CANADÁ, ¿DÓNDE MÁS PUEDES VERLOS?

Imagina mirar al cielo y de repente darte cuenta que está lleno de grandes pilares fijos de luz, unas columnas luminosas que se pueden encontrar por encima y debajo de la Luna y el Sol. El hecho de poder fotografiarlos es casi un milagro, dado que deben reunirse varias condiciones para su aparición. La temperatura tiene que ser muy fría, y además, no debe haber apenas viento.

Una vez cumplidas las posiciones de partida, el fenómeno ya está listo para empezar. El frío provoca que se formen cristales de hielo en el aire, que además tienden a colocarse de forma paralela a la superficie terrestre. La postura que toman hace que rebote hacia la superficie del planeta la luz que le llega desde abajo. 

A diferencia de las auroras boreales, es posible ver estos pilares en cualquier lugar del mundo, siempre y cuando el frío lo permita. Hay que tener en cuenta que la mayoría de las veces los pilares se crean de forma artificial, ya que las luces de las ciudades son las responsables de su iluminación. La parte buena es que basta con cambiar el color de la luz para que el pilar también cambie de color. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario