viernes, 13 de enero de 2017

DESARROLLAN UNA TECNOLOGÍA CAPAZ DE TRANSMUTAR PLOMO EN ORO

Dos químicos rusos de la Universidad Politécnica de Tomsk, Tamara Sakhno y Viktor  Kurashova, anunciaron en  rueda de prensa haber creado una tecnología capaz de alterar los protones de un átomo y cambiarlo en otro elemento. El viejo sueño de la Alquimia de poder convertir plomo en oro tal vez pueda convertirse realidad ahora.

Durante mucho tiempo se consideró que la transformación del plomo en oro era una utopía. Sin embargo, según la revista francesa Science et vie en el Instituto Kourtchatov se había logrado transmutar plomo en oro pero el coste de dicha transformación superaba hasta ahora el precio del metal precioso en el mercado.

La nueva tecnología procesa con éxito las cenizas de pirita, generadas como resultado de la producción de ácido sulfúrico. Según la página de la universidad, además se obtiene una amplia gama de productos: oro, plata, cobre, zinc, hierro y otros metales útiles.

El uso en las plantas industriales establecidas permite el uso de productos químicos y bacterias a partir de minerales que contienen uranio natural-238 y torio-232, para obtener el más famoso y valioso de los isótopos, por ejemplo: Puede obtener actinio-227, que es menos de un gramo en el mundo - por incluso kilos y toneladas. Sólo así se garantizará una revolución en el sector de la energía mundial, ya que la eficiencia de las plantas de energía nuclear se incrementará en 10 veces, lo que finalmente se completa la era de los hidrocarburos;

Primero secan y tuestan las cenizas, después de lo cual las sinterizan con cloruro de amonio. Como resultado se producen compuestos complejos, capaces de descomponerse con un nuevo calentamiento.

En el fondo, mediante el ajuste de la temperatura, es posible generar cloruros de todos los elementos, obteniendo aleaciones de diferentes metales no ferrosos o hierro.

Sakhno y Kurashova sostienen que de cada tonelada de carbón se puede conseguir un gramo de oro.

En la publicación se explica que se trata de "un sencillo procedimiento" que ya está patentado. En este, el humo del carbón quemado pasa un proceso de depuración. Los sendimentos primero se limpian con agua y después pasan un filtrado especial con el que se consigue un concentrado que presenta trazas de oro. El paso final es refinar el metal obtenido hasta conseguir un oro de calidad.

Los científicos se centran no en convertir "el plomo en oro", pero sí en la creación de un cierto elemento que revolucione la industria, teniendo en cuenta que esta tecnología puede ser ajustada para convertir cualquier elemento en cualquier otro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada