sábado, 14 de enero de 2017

CINCO MISTERIOS QUE SUCEDEN EN CHERNÓBIL

UN POCO DE HISTORIA
La madrugada del 26 de abril de 1986 se producía una explosión en el reactor número cuatro de la central de Chernóbil, en Pripyat (Ucrania). Un fallo en un simulacro de seguridad se convirtió en la mayor catástrofe nuclear de la historia. El secretísimo de la extinta Unión Soviética retrasó la noticia hasta que fue imposible contenerla y el mundo se estremeció cuando empezaron a conocerse mediciones anormalmente altas de contaminación radiactiva en lugares tan alejados de Ucrania como Suecia o España.

Las cifras oficiales sólo reconocen 31 víctimas mortales, pero la realidad es muy distinta. Tras el accidente, el área contaminada alcanzó, sólo en la Unión Soviética, más de 130.000 kilómetros cuadrados y cerca de 4,9 millones de personas fueron evacuados en un radio de 30Km a la redonda y reubicadas en diferentes zonas.

Aunque nunca fueron contabilizadas ni reconocidas como víctimas del accidente, cerca de 600.000 personas trabajaron (algunos sólo minutos) en la extinción del fuego o sellar el sarcófago de la central. La mayoría de estos “liquidadores” –así fue como les llamaron- han muerto de cáncer o de enfermedades relacionadas por la exposición a la radiactividad. El “olvido” de los liquidadores  y su total abandono es una de las mayores injusticias de la historia reciente.

Aunque resulte sorprendente, aún hoy viven cerca de 5 millones de personas en regiones contaminadas y lo que cuentan que ven y oyen en Pripyat es estremecedor ¿dispuesto a conocerlo?

UNA EXTRAÑA CRITATURA
Los trabajadores que sobrevivieron a la explosión inicial y a los fuegos posteriores afirmaron haber sido testigos de lo que fue parecia un gran pájaro negro de una envergadura de 6 metros que se deslizaba a través de los remolinos de humo que salían del reactor número cuatro. 

Después de la catástrofe no volvieron a producirse avistamientos del “Pájaro Negro de Chernóbil” dando paso a la especulación sobre los extraños fenómenos que afectaron a los trabajadores de la planta durante los días previos al desastre.

Algunos investigadores sugieren que el Pájaro Negro de Chernóbil es una suerte de Mothman, la extraña criatura que hizo su aparición en Point Pleasant, antes de la caída del puente Silver Bridge el 15 de diciembre de 1968. el especialista John Keel sugirió en su día que la aparición de esta criatura es un presagio de desastres en el área donde es observada.

La descripción física en ambos casos es muy similares, y los informes sobre las pesadillas y amenazas telefónicas que conduce a estos desastres se comparten en ambos casos.

Existe otra teoría, pero menos aceptada, la cual sugiere que el Pájaro Negro de Chernóbil no era más que la identificación errónea de la cigüeña negra, una especie amenazada endémica del sur de Eurasia. La cigüeña negra (Ciconia nigra) es de casi 3 metros de altura y tiene una envergadura de casi 2 metros. Esta teoría sin embargo no tiene en cuenta las llamadas telefónicas amenazantes y las pesadillas perturbadoras. También la descripción física dada por la mayoría de los testigos que avistaron el Pájaro Negro de Chernóbil no coincida con el aspecto físico de la cigüeña negra.
BOSQUE DE MUTANTES
La llamada zona de exclusión es una zona fuertemente custodiada por el ejército ucraniano. Aunque podría tratarse de una leyenda, circulan por internet vídeos de seres mutantes y relatos sorprendentes de contactos con seres extrahumanos.

Las extrañas visiones en la zona de eclusión podrían ser errores de percepción de animales mutantes por efecto de la radiación como el vídeo que mostramos a continuación

Con todo, un voluntario que trabajó en Pripyat para calcular el impacto medioambiental que provocó la radiación del accidente e ofreció un estremecedor relato:

"Lo que me persigue es algo más que un simple hombre mutado, esa cosa no es de este mundo"

El ser tiene apariencia humana, es muy alto, sus brazos y piernas son extremadamente largos pero no tiene un rostro definido. Viste con un extraño traje negro “estilo smoking”, no se mueve, no corre, pero siempre esta por ahí, "viéndome, acechándome, no se que quiere de mi, pero me esta volviendo loco" -declaró por escrito. 

En este sentido hay que alertar que circulan por YouTube diversos vídeos que son un fake . Fueron tomados presuntamente en la zona del reactor y, según la leyenda ya habrían muerto varios soldados en enfrentamientos con supuestos zoombies o mutantes. El vídeo, realizado con visión nocturna, es en realidad una escena del juego Stalker.
FANTASMAS EN LA CENTRAL ABANDONADA
Descendientes de las víctimas que allí murieron o, incluso, algunos supervivientes que suelen ir a la zona de la catástrofe para llevar flores o a rezar por sus seres queridos relatan haber observado extrañas energías tanto en la ciudad de los trabajadores coomo en la central nuclear. Unos hablan de bolas de energía otros de fantasmas. Fotografías como las que mostramos ahora parecen indicar que algo inquietante sigue presente en los alrededores.
LA PROFECÍA DEL AJENJO
¿Pudo estar profetizado el accidente? Hay un versículo de la Biblia,concretamente del libro del apocalipsis,que cuanto menos es curioso.

«Tocó la trompeta el tercer Ángel... Entonces cayó del cielo una estrella grande, ardiendo como una antorcha. Cayó sobre la tercera parte de los ríos y sobre las manantiales de agua. La estrella se llama Ajenjo. La tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo, y mucha gente murió por las aguas, que se habían vuelto amargas (Apocalipsis 8,11). »

¿Y que tiene esto de particular? Pues que la palabra Chernóbil,en ucraniano,significa precisamente eso,Ajenjo.La "estrella grande ardiendo como una antorcha"puede asociarse con la explosión del reactor,ya que los testigos relataron que la noche de la explosión,un tremendo fulgor iluminó el cielo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada