lunes, 30 de enero de 2017

10 señales más para adivinar las intenciones de otras personas por sus gestos

10 señales más para adivinar las intenciones de otras personas por sus gestos

Si tocan sus rostros a menudo, es muestra de nerviosismo

Esta es una clara señal de nerviosismo, estrés o ansiedad, según dicta la experiencia de Joe Navarro, agente de contrainteligencia del FBI, y  la explicación es bastante sencilla. Pues, los humanos, inconscientemente, cuando estamos bajo circunstancias que nos inquietan, intentamos calmarnos tocando nuestro rostro o rozando otras partes del cuerpo con las manos.

Palmas abiertas, sinónimo de honestidad

Lo vemos en la corte cuando el testigo o acusado jura decir “nada más que la verdad”, también se aprecia en persecuciones policíacas en el momento donde el delincuente se rinde y levanta las manos para probar que está desarmado. Las palmas extendidas en la cultura occidental son  semejantes a valores como la verdad y lealtad. Las personas que tienden a llevar las manos de esta manera son percibidas como sinceras.





¿Cómo saber si están interesados en la conversación? El tono de voz

Si conversas con alguien y su tono de voz varía entre bajos y altos, es posible que esté enganchado con la plática.

También si copian tu lenguaje corporal

Además de tonos que suben y bajan, si te estás llevando muy bien con tu interlocutor y existe una conexión positiva, involuntariamente repetirá los mismos gestos que tú y viceversa. Por citar un ejemplo, si tú te cruzas de brazos o de pierna, tu compañero pudiera copiarlo… así te haces una idea. Quizá quieras comprobarlo la próxima vez que te encuentres con amigos.



 Una media sonrisa y contacto visual: seducción

Tal vez esto ya lo reconocías por puro instinto, pero de acuerdo al psicólogo organizacional de la Universidad de Claremont McKenna, Ronald E. Riggio, existe un tipo específico de sonrisa con el que las personas evidencian interés romántico. Ella suele venir acompañada de una conducta sumisa, como inclinar la cabeza hacia abajo, o una más dominante, mirando fijo y confiadamente a la otra persona.

Si responden positivamente a tu humor…

A menos que no sea una muestra genuina, si se ríen contigo, es un indicativo de que hay interés de amistad o incluso romántico. Los psicólogos evolucionistas señalan que el humor es una manera de mostrar el deseo de establecer una relación de cualquier clase.



Cruce de brazos… no muy buena señal

En la tarea de adivinar las intenciones de otras personas por sus gestos, un cruce de brazos es una de las más evidentes muestras de que el sujeto con quien hablas no tiene ni el más mínimo interés de fluir con la conversación, ya sea por no sentirse en confianza o porque algo le incomoda.

Sentarse inclinado hacia atrás con los brazos expandidos denota confianza…

Además de control, victoria y poder. La expansión de brazos activa el sentido de logro, de ahí a que los deportistas cuando ganan una competencia elevan estas extremidades para celebrar el triunfo.



¿Recibes un cumplido? Fíjate en las cejas de quien lo dijo para saber si es sincero

Según la profesora Susan Krauss Whitbourne de la Universidad de Massachusetts,  de la misma manera en que una sonrisa falsa queda en evidencia si no produce arrugas alrededor de los ojos de quien la libera, un cumplido que no es sincero vendría acompañado de unas cejas levantadas, ya que las personas suelen elevarlas cuando se sienten preocupadas, sorprendidas, temerosas o incómodas por no decir la verdad, por ejemplo.

Encogerse de hombros denota confusión

Este gesto es universal… casi todos los humanos lo empleamos y lo conocemos bastante bien. Si alguien formula una pregunta y no sabes la respuesta, casi voluntariamente los hombros se encogen para mostrar que no se entiende o no se comprende lo que el otro está diciendo. Así que y sabes, fíjate en los hombros de tus interlocutores o… ¡controla los tuyos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario