sábado, 10 de diciembre de 2016

Su esposa fallece, pero 2 años después, la policía ve las fotos de su boda y observa algo sorprendente!

Parece muy injusto pero algunas personas un día encuentran el amor sólo para perderlo al día siguiente. Esto es algo que no sólo ocurre en las telenovelas sino que es más o menos frecuente verlo en la vida real. Vale suponer que hay muchas forma de separarse de ese ser especial pero la más trágica siempre es la muerte. Cuando alguien es solicitado por Dios no hay mucho que hacer al respecto además de consolarnos por medio de los recuerdos que vivimos junto a ese otro ser humano. La historia del día de hoy podrá parecer desgarradora pero tuvo un final feliz.

Dave y Érica se conocieron cuando estaban en la universidad y contrario a lo que se podría pensar la verdad es que no se llevaban muy bien porque no estaban de acuerdo con la forma de pensar del otro. Pese a que sus amigos decían que se odiaban lo cierto es que poco a poco aprendieron a complementarse y aquel resentimiento se convirtió en una sincera expresión de amor. El impacto fue tal que después de culminar sus estudios decidieron que sería apropiado dar el siguiente paso y se casaron. Era como si estuvieran viviendo un cuento de hadas.

Aquel tierno romance no duró demasiado porque Érica, durante una de sus revisiones periódicas, fue diagnosticada de cáncer y al cabo de unos pocos meses de lucha perdió la batalla. La noticia conmovió a todos los amigos y familiares de los novios y no es para menos porque aquello no tenía sentido. Dos años después del lamentable suceso a Dave aún le costaba acostumbrarse a la idea pero lo ayudaban mucho las fotos que poseía de su esposa en la cámara fotográfica. Un día de verano cualquiera ocurrió otra desgracia. Unos delincuentes se llevaron la cámara con las fotos de Érica.
Dave estaba devastado pero tan pronto como pudo se dirigió hasta la policía y denunció lo sucedido. Luego de escuchar toda su historia las autoridades optaron por hacer un despliegue especial. Había que investigar a todos los ladrones que fueron atrapados ese día. Por fin algo salió bien. 

Después de unos pocos días los agentes dieron con un maleante que tenía fotos de una bella mujer con vestido de novia. Luego de estudiar bien los detalles de las calles en las cuales esta posaba llegaron a la conclusión de que la cámara pertenecía a Dave. Este hombre estaba muy feliz después de recuperar sus fotografías.

4 comentarios:

  1. Y cual es lo sorprendente de esta historia???? Puras patrañas

    ResponderEliminar
  2. Con todo el respeto que ustedes se merecen, pero como se esfuerza en los títulos de sus historias, también debería tomarse en serio las historias. y poco contenido que al final se desvanece y se pierde el intereses.

    ResponderEliminar